Industria de reuniones en Nuevo León, con riesgo controlado ante Covid-19

La trazabilidad y orden de los eventos son fundamentales para mostrarle a las autoridades que el sector no provocará una expansión de la pandemia.


El presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones, Jaime Salazar Figueroa, dijo que las autoridades estatales y municipales deben perderle temor a la reapertura del 100% en congresos, convenciones y exposiciones, porque no son eventos que puedan provocar una expansión de la pandemia.


“La naturaleza de los eventos, con trazabilidad, orden y riesgo controlado, son fundamentales para hacerle entender a las autoridades locales que no es una industria riesgosa y que no son eventos masivos”, destacó el dirigente en Expo Crea.


Expo Cuídate, Reactívate y Avanza se realizó en el Centro Internacional de Negocios Monterrey (conocido como Cintermex), con todos los protocolos de seguridad y salud y fue un esfuerzo conjunto de organizadores de eventos, recintos, proveedores y toda la cadena de valor de esta industria. El evento tuvo un aforo de 60 personas y 200 conectados de manera virtual.


Salazar Figueroa dijo que el aforo promedio de un evento de asociación o de un grupo formal es de 179 personas, es decir, eventos de las cámaras empresariales, asociaciones gremiales, etcétera, mientras que el aforo promedio de las exposiciones profesionales en el país es de 1,344 personas.


Destacó que hay excepciones como una feria internacional del libro donde puede haber hasta 300,000 visitantes, pero cuando se promedian en todo el país los eventos, el aforo es de 1,344 personas.


Cabe recordar que la industria de reuniones estuvo más de cinco meses cerrada y que actualmente, las autoridades de salud sólo permiten 30% de aforo.


Proyecciones:


Por las afectaciones del Covid-19, la industria de reuniones prevé una caída para el segundo semestre de 109,000 eventos, “vamos a tener caída de 12 millones de asistentes y de cuartos de noche, la pérdida económica va a ser de 10,000 millones de dólares para cierre del año y se van a perder 408,000 empleos este año”.


"La industria de reuniones aportaba 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a toda una economía como la de Quintana Roo, fíjense 1 millón de puestos de trabajo se ocuparon en el 2019, hoy desafortunadamente hay una pérdida de más de 400,000 empleos, que no se podrá superar en cuatro años”, destacó.


En tanto, el sector de reuniones trabaja en conjunto con otras asociaciones sobre manuales y lineamientos en materia de bio riesgos, buenas prácticas en otros países y recomendaciones para toda la cadena de suministro.


Fuente: EL ECONOMISTA